• Foro – Módulo 6: Perfil del alumno – niveles

  • ELE

    Administrador
    21/08/2021 a 19:22
  • Clara Anguita Graus

    Miembro
    09/09/2021 a 18:51

    – Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.

    Como profesores, debemos ser realistas y debemos saber transmitirle la realidad al estudiante. Debemos ser estrictos y explicarle que si continúa así, no superará la prueba, y todo el esfuerzo y el dinero invertidos hasta ahora serán en vano.

    – Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma.

    Deberíamos explicarle que el DELE incluye varias destrezas y que quizá su estancia en el extranjero le ha hecho acabar dominando unas más que otras. Considero que aquí hay que hacer hincapié en la necesidad e importancia de realizar una prueba de nivel para que el profesor o profesora valore si el estudiante es apto o no para preparar el C1.


    – Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.

    Debemos hacerle saber que es importante preparar TODAS las pruebas con el profesor, ya que somos nosotros los que tenemos experiencia en la preparación de exámenes. Podemos proponerles hacer todas las partes y si vemos que, efectivamente, hay alguna que domina más que otras, haremos hincapié en aquellas en las que presenta más problemas. El estudiante tiene que saber que se trata de un examen global, y que tiene que dominar todas las destrezas.

    • celia.gilllamas

      Miembro
      16/09/2021 a 12:54

      Estoy totalmente de acuerdo, Clara. De hecho voy a ampliar un poco tu respuesta para que haya más pie al debate en el foro.

      En la primera situación suscribo lo que has dicho de ser estrictos con los alumnos, pero ya en última instancia cuando veamos que la tendencia del alumno sigue siendo la misma. Es posibe que esta falta de ritmo se deba también a problemas personales del alumno que le impiden trabajar más. Supongo que si tenemos la suficiente confianza con él, podemos hablar del tema y preguntarle si está teniendo dificultades para mantener el ritmo de trabajo. También es perfectamente posible que se encuentre desmotivado, por lo que podríamos variar un poco las tareas o hacer otras más dinámicas que lo saquen un poco de la espiral de “solo actividades del DELE”. En definitiva, creo que una buena comunicación con nuestros alumnos aquí marcará mucho la diferencia y hará que lo podamos “recuperar” si se diera este caso.

      En la segunda situacion, nada más que añadir. Muchas veces es necesario un buen test de nivel para, en algunos casos, darle una cura de humildad al alumno. Aunque creamos que lo sabemos todo, el DELE tiene una serie de tareas que necesitan unas estrategias específicas que una estancia de dos años en España no te brindan.

      Para concluir, en la tercera situación podríamos remitirnos a lo que acabo de comentar. Muchas de las tareas del DELE pueden no superarse si el alumno no dispone de las estrategias pertinentes. No sería la primera vez que, en las pruebas de comprensión de lectura, el estudiante no logra terminarlas no porque no entienda los textos, si no porque sus habilidades para gestionar el tiempo o realizar las tareas son débiles o directamente nulas. Y en este caso hablo por experiencia propia. 😅

  • Sara Cadenas

    Miembro
    29/09/2021 a 17:00

    1. Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.<div>


    – En este caso, yo creo que lo más conveniente sería comunicarle al estudiante lo que estás notando. Su falta de esfuerzo y motivación pueden llevar a que no supere la prueba, y por ende, que no apruebe el examen DELE. Considero que debemos hacerlo de forma cuidadosa, sin dejar de ser honestos y realistas, y que entienda que aprobar el examen depende principalmente de él/ella.

    Una vez entienda esto, yo me centraría en seguir motivando al estudiante para que se sienta apoyado.

    2. Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma</div><div>


    – Creo que es esencial realizar una prueba de nivel al estudiante. Aunque puede que el estudiante realmente tenga ese nivel, no tiene que olvidar que el examen DELE requiere de una serie de habilidades y conocimientos específicos.

    3. Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.</div><div>


    – En esta situación, es necesario comunicar al estudiante la importancia de cada prueba del examen. Deberíamos enseñarle la estructura del examen y ensayar con él o ella cada una de las pruebas. Así, el profesor o la profesora podrán valorar las necesidades del estudiante y centrarse en las pruebas donde necesite más práctica.

    </div>

  • mallue_millan

    Miembro
    30/09/2021 a 16:37

    1. Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.

    Personalmente intentaría acordar un día, donde antes o después de la clase pudiéramos sentarnos juntos unos 15 minutos para hablar. Puede ser que el alumno este pasando una mala época por un tema personal, que tenga mucho trabajo o simplemente que ha perdido la motivación. Pondría hincapié es que si sigue así no va a conseguir sacar el certificado satisfactoriamente e intentaría ayudarle a mejorar su rendimiento, por un lado escuchándole, si quiere contarme lo que le pasa, y por el otro, animándole a idear un nuevo plan de ruta que le pueda motivar más.

    2. Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma

    Como bien se indica en el video, tenemos que saber negociar con el alumno las posibilidades que tiene y cómo llegar a obtener un buen resultado. Habría que hacerle ver, cómo bien han comentado alguno de mis compañeros, que en el examen DELE son cuatro las destrezas que se evalúan, y no solo una. Si aún así no llegamos a convencerle, podríamos proponerle hacer un examen prueba para que pudiera comprobar sus posibilidades reales.

    3.Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.

    Al igual que en la cuestión anterior, se tiene que tratar de llegar a un acuerdo con el alumno, y poder negociar que un porcentaje de la clase lo dedicaremos a trabajar las otras pruebas del examen, aunque la mayor parte del tiempo trabajemos la parte de expresión e interacción oral. Así podremos tratar otras destrezas, teniendo de esta manera la posibilidad de evaluar si es necesario hacer más hincapié en algún tema en particular o no.

  • Gabriela Vinaccio Segarra

    Miembro
    04/10/2021 a 11:03

    -Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.

    Hablaría con el estudiante y le explicaría claramente las dificultades generales del examen y puntualizaría sus dificultades particulares, haciéndole saber que de no recuperar el ritmo inicial es muy probable que no supere el examen. Se lo diría con los mejores modales posibles pero con firmeza, y no dejando que la situación se dilate mucho en el tiempo. Le haría unas llamadas de atención más suaves las primeras semanas en las que baje el ritmo, pero luego le expondría el problema seriamente e intentaría averiguar si hay algún problema personal o algún motivo por el que haya disminuido su motivación. Como comentaba una compañera en el foro, es una buena idea practicar el examen a través de otras actividades que no sean solo modelos de la prueba.

    -Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma.

    En este caso le haría una evaluación de las diferentes competencias, una prueba de nivel que vaya del B1 hasta el C1. Si viera que sus conocimientos en alguna competencia son muy insuficientes para un C1 o incluso un B2, le aconsejaría ponerse como meta un nivel inferior al C1. Intentaría hacerle ver que no es suficiente tener, por ejemplo, fluidez al hablar o facilidad para comprender textos cotidianos, le explicaría las exigencias léxicas y de corrección de un C1, mostrándole que adquirir las destrezas específicas propias del nivel requieren mucho tiempo de preparación.

    -Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.

    Le haría ver la necesidad de practicar todas las partes del examen, dado que la experiencia propia y de colegas muestra que a veces se peca de un exceso de confianza en competencias. Sin embargo, luego falta velocidad para ejecutar la prueba, pueden faltar estrategias para enfrentarse a las tareas o hay fallos fosilizados que no son propios del nivel. Si el alumno insiste en preparar solo la parte oral, le instaría a que me mandara las redacciones para corregirlas e procuraría estar al tanto de la realización de las otras pruebas, hacer que las realice en determinados plazos y comentar los resultados, fallos y dudas en clase.

  • Loreto Díez Hernández

    Miembro
    11/10/2021 a 11:23

    -Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.

    Yo también hablaría con él. Le diría que entiendo que, a veces, el proceso de preparación es un poco aburrido pero el tiempo pasa más deprisa, a medida que se acerca la fecha. Le recomendaría no dejar de escribir textos porque la práctica es muy difícil de ganar pero muy fácil de perder y que, cada día, haga algo de español, por poco que sea. También le trasmitiría la idea de que un examen de idiomas no es como un examen de contenidos memorísticos, donde apretar al final puede salir bien. También le preguntaría si quiere realizar otras tareas que no sean solo modelos de examen pero que incluyan las destrezas que tiene que dominar.

    – Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma.

    Me aseguraría de que conoce bien la estructura del DELE C1 y los criterios de evaluación del mismo. La prueba de expresión escrita suele ser un indicador bastante fiable del nivel de un estudiante, especialmente la tarea 1. Le propondría hacer una simulación de esta tarea y también de la de expresión oral para hacerle ver que no solo es cuestión de “entenderlo todo”. Y que hay muchos candidatos que, aun teniendo el nivel, suspenden por no conocer el funcionamiento de las pruebas ni la importancia de ciertos detalles como la gestión del tiempo, la adecuación de los textos a un nivel más formal o lo fundamental que es seguir las instrucciones de las tareas, al pie de la letra.

    – Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.

    Le preguntaría si está practicando las otras pruebas, si se encuentra con alguna duda o dificultad y también si tiene a alguien que le corrija los textos de expresión escrita. Si la respuesta fuera negativa le diría que, por supuesto, vamos a practicar la expresión oral pero que yo también le puedo guiar en la preparación de las otras pruebas. Que hay una tendencia general a confiarse demasiado en la comprensión de lectura, lo cual, suele traer sorpresas desagradables, durante el examen. Que la expresión escrita es una prueba donde el tiempo puede quedarse escaso y que hay trucos y recomendaciones que conviene conocer, antes de enfrentarnos a las pruebas; sobre todo si los ítems de entrada versan sobre temas que se nos dan peor.

  • PAULA NAVARRO BRAZALES

    Miembro
    16/10/2021 a 09:23

    1) Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria […].

    En estas circunstancias deberíamos intervenir y exponerle al alumno cuál es la situación: si continúa con esa actitud es poco probable que supere el examen, por lo que está perdiendo el tiempo y el dinero. Tenemos que hacerle ver que preparar un examen de estas características requiere buena parte de trabajo autónomo, para no perder tiempo de la clase. Asimismo, no es suficiente con los 90 minutos que trabajamos conjuntamente, sino que necesita repasar, preparar los textos, traer dudas, etc.

    A partir de ahí, como alumno adulto que es, debe plantearse si quiere continuar o no. Si el trasfondo es un problema de motivación, podemos reforzar este aspecto (insistiendo en que es normal que tenga momentos de cansancio, de incertidumbre, de falta de seguridad, etc.), pero es él mismo el que debe reaccionar.

    2) Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE […].

    En este caso, debemos reflejar al alumno la realidad. Podemos resaltar que es muy positivo que haya aprendido de manera oral la lengua y que sus puntos fuertes sean la Comprensión oral y la Expresión e interacción orales, pero debemos hacerle ver que el examen consiste en más pruebas que requieren una preparación específica y que es necesario dominar unas competencias mínimas que hay que entrenar con tiempo: organizar información, elaborar hipótesis, etc. Además, gran parte de los alumnos que aprenden oralmente el idioma cometen muchos errores gramaticales, que ya tienen fosilizados por no haber sido corregidos a tiempo, y no cuentan con la reflexión metalingüística de aquellos que sí han asistido a clase, por lo que nuestro estudiante tendrá complicaciones a la hora de resolver algunas tareas. Debe ser consciente de que el tiempo del que disponemos es para preparar el examen y no para aprender la gramática.

    En mi opinión, puede haber 2 soluciones. Una puede ser que se presente al DELE C1, pero no en la próxima convocatoria, sino con suficiente tiempo, de manera que sea posible preparar con garantía tanto los aspectos más teóricos como las habilidades para dominar cada tarea del examen.

    Otra opción, en el caso de que el alumno no disponga de tiempo o quiera realizarlo pronto, puede ser exponerle que existe otro examen, el SIELE, que puede adaptarse a sus circunstancias, porque puede acreditar las destrezas que él domina. Cabrían dos modalidades:

    – La modalidad 3: Comprensión auditiva + Expresión e interacción orales

    – La modalidad 4: Expresión e interacción orales

    A partir de ahí, sería explicarle las características de este examen, en comparación con el DELE, y si así lo desea, empezar a trabajar.

    3) Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral […].

    Le podemos explicar que es importante preparar todas las pruebas con el profesor, aunque solo sea 1 vez a la semana o cada 2 semanas, porque preparar una única prueba no garantiza que el éxito vaya a ser global. Con un manual puede preparar muy bien la gramática, pero el manual no va a corregirle las tareas de Expresión escrita, ni a darle herramientas para las tareas de Comprensión lectora, etc.

    Lo más seguro es que al final acabe dominando la prueba que más miedo suele generar, la Expresión oral, y descuidando el resto de destrezas en las que, en principio, tenía más habilidad.

    En general, en los tres casos que se nos plantean, la cuestión es hacerle ver al estudiante que nosotros tenemos experiencia, estudios, y que sabemos qué es lo óptimo para él / ella. Tiene que tener confianza y seguridad en nosotros y ser consciente de que nuestras recomendaciones están personalizadas a sus circunstancias, porque queremos lo mejor para él /ella.

  • Maribel

    Miembro
    19/10/2021 a 16:58

    <div>¡Hola a tod@s!</div>

    Estas son mis respuestas:

    – Estudiante que quiere presentarse al examen DELE B2 en la próxima convocatoria. Comienza las clases con nosotros 4 meses antes, una clase de 90 minutos a la semana. Empieza muy bien, trabajando mucho, preguntando muchas dudas y entregando textos de la prueba de expresión escrita para ser corregidos por el profesor antes de la clase, pero a medida que avanzando las semanas, va estudiando y trabajando cada vez menos.

    Intentaría analizar por qué el estudiante está estudiando menos . Si es una cuestión de desmotivación porque se siente con menos confianza conforme se va acercando la fecha del examen, trataría de animarle y darle más seguridad haciéndole ver con perspectiva los logros y mejoras conseguidos en el tiempo de preparación que lleva, además de ayudarle a detectar sus errores y el modo de solucionarlos. Por el contrario, si la falta de trabajo es porque el estudiante se muestra demasiado confiado, le exigiría más dedicación.

    – Estudiante que quiere presentarse a un nivel C1 del examen DELE porque ha vivido dos años en España y considera que entiende todo sin problema y otros niveles como B1 o B2 no muestran su conocimiento del idioma.

    Creo que habría que asegurarse primero de que el estudiante se ha puesto un objetivo realista y de verdad tiene el nivel necesario de conocimiento lingüístico para aprobar el C1. Esto se puede hacer con una prueba de nivel en todas las competencias. Del nivel B2 al C1 hay un salto importante, por lo que puede que el estudiante necesite subir primero su nivel hasta alcanzar el C1 y ya después prepararse específicamente para el examen.

    – Estudiante que solo quiere practicar la prueba de expresión e interacción oral con nosotros porque considera que el resto de pruebas del examen las puede preparar por su cuenta con un manual.

    Aunque le daríamos más importancia a la prueba de expresión e interacción oral en la que por supuesto es necesaria la colaboración del profesor , trataría de explicarle que es interesante que trabajemos todas las pruebas (al menos una vez), ya que pueden surgir dificultades a consultar con el profesor, o este puede mostrarle ciertas estrategias y trucos que le ayuden a hacer mejor las otras tareas también.

  • zhzhglm

    Miembro
    24/10/2021 a 03:53

    1. Me sentaría con mi estudiante y nos tomaríamos un café para poder charlar más a gusto y poder saber qué es lo que está pasando con él: si es por un asunto personal que le ha estado afectando poder concentrarse bien en su estudio o si es que hay algún tema a nivel del aprendizaje que le está frustrando y por eso ha bajando su rendimiento académico. Como profesora, saber estos temas me ayudarán a saber cómo debo de trabajar con este estudiante, cómo puedo motivarlo y ayudarlo a seguir con su plan original y por supuesto, saber si necesitamos hacer algún ajuste en su plan de estudio.

    2. Intentaría negociar con el estudiante los beneficios que tendrá al estudiar el idioma desde un par de niveles más abajo. Además, le explicaría que saber un idioma no es solo saber desenvolverse en los temas cotidianos de la vida diaria, sino que implica un estudio más profundo y profesional, en el cual necesita enriquecer su léxico y poseer cierto dominio de las estructuras gramaticales, los cuales le permitirán tener buen dominio sobre las diferentes destrezas lingüísticas.

    Si el estudiante no quiere escuchar mi consejo, le haría una prueba simulacro para que él mismo se de cuenta que no tiene ese nivel.


    <font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”>3. Hablaría con el estudiante sobre la importancia de preparar todas las tareas juntos, podemos invertir más tiempo de clase en preparar esas partes en </font>específico<font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”> que él considera como “puntos débiles”. Pero claro, al final el docente tendrá que hacer un </font><font color=”#ba0000″>análisis</font><font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”> y determinar si la situación es realmente como dice el alumno o se debe llegar a otro tipo de acuerdo. Como punto súper importante, debemos dejar claro cuál parte del examen se trabajará de manera autónoma y cuál será el papel principal del docente en la clase de </font><font color=”#ba0000″>preparación</font><font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”>. </font>

Ver 1 de 9 respuestas

Inicia sesión para responder.

Publicación original
0 de 0 publicaciones Junio de 2018
Ahora